El embarazo

El momento en el que una mujer confirma que está embarazada, suele ser uno de los momentos más especiales, importantes y felices de su vida y por extensión del de su familia. Sin embargo también es un momento complicado a nivel emocional y un momento lleno de miedos, temores y dudas.

Aunque el embarazo haya sido totalmente planificado y la mujer y su pareja se hayan preparado e informado antes del embarazo, no es hasta que realmente está embarazada que empieza a tomar realmente conciencia de que su vida y la vida de su pareja sufrirán un cambio importante.

Si bien los miedos y las dudas suelen ser más importantes durante el primer embarazo, también estarán presentes durante el segundo o tercer embarazo, como por ejemplo el miedo a que el bebé no nazca sano o el temor a sufrir un aborto espontáneo. En un segundo embarazo, también podrán aparecer nuevos temores como el sentimiento de no poder cuidar a más de un hijo a la vez o el miedo a que el hermanito mayor sufra y sienta celos por la llegada de un nuevo bebé.

Los primeros días del embarazo es una experiencia distinta en cada mujer y también puede ser distinta para la misma mujer en distintos embarazos. Por ejemplo, algunas mujeres pueden darse cuenta muy pronto de que están embarazadas cuando empiezan a sentir los síntomas típicos del embarazo, mientras que otras mujeres pueden no darse cuenta de que están embarazadas hasta que han pasado unas cuantas semanas.

Otro de los aspectos a vigilar durante el embarazo es el sangrado vaginal, que es más habitual los primeros meses y los últimos días del embarazo. Aunque lo más probable es que no se trate de nada malo y que el bebé se encuentre en perfecto estado, siempre es importante consultar con el ginecólogo ante cualquier señal que indique que algo no va bien en el embarazo.

Por ello es conveniente que sepas los síntomas que debes  vigilar, como las sustancias que debes evitar para que tu embarazo no corra riesgos.

Lo normal es que durante los meses que estás embarazada te sientas rodeada de una gran cantidad de energía y de sentimientos positivos. Durante esta etapa, no solo tú te sentirás bien sino que las demás personas te recordarán lo bonito e importante que es el hecho de traer un bebé al mundo. Pese a la felicidad que suele acompañarte durante esta etapa de la vida, también es normal que algunos días te sientas apenada y triste por todos los cambios estéticos que sufres y por los cambios hormonales que ves en tu cuerpo semana a semana. Tus emociones también estarán a flor de piel y necesitarás más atención y comprensión de la gente que se encuentra en tu entorno.

Consulta con tu ginecólogo para que pueda recomendarte una dieta saludable con la que puedas conseguir los prinicpales nutrientes que necesitas y que puedas ganar el peso apropiado. La cantidad de peso que debe de ganar una embarazada depende de las características de cada mujer.

El embarazo es una experiencia que la mayoría de las madres describen como incomparable. Para la mayoría de las mujeres las molestias y dolores durante el embarazo suelen tener poca importancia, comparados con la inmensa felicidad que les produce.

Después del embarazo y del parto sabrás que todo valió la pena y hasta es posible que eches de menos esos nueve meses en los que notaste tantos cambios, malestares en tu cuerpo y un sinfín de emociones, pero en los que también sentiste como la vida de tu hijo crecía en tu interior. Por ello, disfruta esta etapa tan especial en tu vida.