Contracciones embarazo: Qué son y como reconocerlas

Las contracciones son básicamente un movimiento involuntario del útero que prepara la vía de parto, permitiendo la dilatación del cuello del útero, para que el bebé pueda nacer. Este movimiento se reconoce por el endurecimiento de los músculos del útero.

Las contracciones pueden aparecer a partir del segundo o tercer mes de embarazo, aunque la mayoría de las mujeres empieza a notarlas a partir del sexto mes. Existen dos tipos de contracciones. Por un lado están las llamadas contracciones de Braxton Hicks, en honor al médico que las diagnosticó, y por otro lado están las contracciones propias del parto. Las contracciones de Braxton Hicks son aquellas que aparecen pronto en el embarazo. Se las conoce también como falsas contraccionesya que son una falsa alarma y no indican que el parto va a empezar. Las contracciones empiezan a sentirse a partir del sexto mes y cada vez son más frecuentes y duran más. A medida que se aproxima la fecha del parto, lo habitual es que éstas sean más frecuentes, intensas y dolorosas. Por este motivo, es probable que cuando se acerca la fecha prevista del parto puedan confundirse con el parto.

En la mayoría de los casos, las primeras contracciones de Braxton Hicks no suelen provocar dolor, y solo se reconocen por el endurecimiento de la zona abdominal. Cuando se acerca el final del embarazo y el momento del parto, es probable que este endurecimiento de los músculos sea más fuerte y sí provoque cierto dolor. Las contracciones de Braxton Hicks suelen aparecer después de determinadas actividades o situaciones, sobretodo cuando se está muy cansada o se ha realizado demasiada actividad física. Si bien se trata de “falsas contracciones”, es decir que no anuncian que el parto está a punto de llegar, sí cumplen una función especifica en el embarazo, que es la de preparar al cuerpo para el parto. De esta manera y gracias a las contracciones que se van sucediendo esporádicamente a lo largo de los últimos meses del embarazo, el cuerpo se va preparado para cuando llegue el momento de dar a luz.

Comments are closed.