Noveno mes (mes 9)

El bebé

En el noveno mes, entramos en el último mes de embarazo, en el que la cantidad de líquido amniótico es la más alta de todo el embrazo y se mantendrá así hasta el día del parto. El desarrollo del cerebro del bebé continúa, ahora creciendo aún más rápidamente. La grasa corporal sigue acumulándose, haciendo que su piel se torne rosada. La acumulación de grasa en el cuerpo del bebé está volviendo sus brazos y piernas “regordetas”. La grasa también se le deposita en sus codos y rodillas y además se le forman arrugas en el cuello y muñecas.

Debido a su tamaño, el bebé ya ocupa casi la totalidad del espacio en el interior del útero materno.

El comportamiento del bebé es similar al de un bebé recién nacido, abriendo sus ojos cuando esté despierto y cerrándolos cuando duerme.

En el noveno mes de embarazo, el bebé está aumentando de peso a un ritmo de 28 gramos diarios. Sus intestinos están acumulando una gran cantidad de meconio; que será la primera evacuación intestinal del bebé.

Probablemente en este mes el bebé se encuentre cabeza abajo y muy acurrucado en la pelvis. Si para el final del noveno mes el bebé no está posicionado de manera correcta, seguramente nacerá por medio de una cesárea .

La madre

Si bien los movimientos del bebé son ahora menores, la madre puede ser capaz de distinguir cuando mueve una rodilla o un codo. Posiblemente su apetito disminuirá, debido a que su estómago está presionado por la falta de espacio.

Las hormonas de la placenta pueden empezar a activar la producción de leche en los senos maternos. Lo que sucede es que el cuerpo materno se puede estar preparando para el parto y para el post-parto. Si la madre no ha tenido contracciones todavía, ya podrá empezar a notarlas.

Como el bebé se ha acomodado bajo la pelvis, la madre podrá respirar con mayor libertad, pero también deberá orinar más a menudo. Seguramente las visitas a su ginecólogo serán semanales, para chequear que todo avanza normalmente.

La madre experimentará falsas contracciones, que pueden ser muy dolorosas e irregulares. Estas contracciones podrá sentirlas en distintas partes del cuerpo, como la pelvis, la parte inferior del abdomen y la espalda.

Cabe destacar que sólo el 4% de las madres dan a luz en el día estipulado de parto. La gran mayoría de mujeres da a luz uno de los días que van entre las dos semanas antes y las dos semanas después de la fecha estimada de parto.

Al final del noveno mes, llegará finalmente la ansiada recompensa. El bebé llegará finalmente y se podrá estrechar entre los brazos.

Otros artículos de interés:

Octavo mes

Tercer trimestre

Semana 37

Semana 38

Semana 39

Semana 40

Comments are closed.