Semana 38 del Embarazo

En las últimas semanas del embarazo, el bebé está aumentando de peso de forma considerable, nada más y nada menos que unos 28 gramos diarios. Hacia la semana 38, sus intestinos ya están acumulando una gran cantidad de meconio; esto es, la primera evacuación intestinal del bebé.

La madre experimenta falsas contracciones, que pueden ser muy dolorosas e irregulares. Estas contracciones podrá sentirlas en distintas partes del cuerpo, como la pelvis, la parte inferior del abdomen y la espalda.

A partir de esta semana, ya es posible que la madre se ponga de parto.

¿Cómo podría reconocer una mujer que se está poniendo de parto?

  • contracciones rítmicas que se hacen cada vez más largas, intensas y cercanas de una a la siguiente. Estas contracciones no se ven afectadas por un cambio de actividad de la madre.
  • Es posible que se expulse el tapón mucoso, aunque esto podría también ocurrir unos días antes de ponerse de parto.
  • La otra señal de que la madre está de parto es que rompe aguas. En este caso, la rotura podría ser total o parcial. Si este es el caso, la madre deberá observar el color del líquido. Si el líquido es amarillento, negruzco o verdoso, la madre deberá acudir urgentemente y sin ninguna demora a su ginecólogo o al hospital. Si el líquido es blanco o transparente, deberá también acudir al ginecólogo o al hospital, aunque no será tan urgente como el caso anterior.

Otros Artículos de interés:

Semana 37

Semana 39

Noveno mes

Tercer trimestre

Comments are closed.