Semana 38 del Embarazo

En las últimas semanas del embarazo, el bebé está aumentando de peso de forma considerable, nada más y nada menos que unos 28 gramos diarios. Hacia la semana 38, sus intestinos ya están acumulando una gran cantidad de meconio; esto es, la primera evacuación intestinal del bebé.

La madre experimenta falsas contracciones, que pueden ser muy dolorosas e irregulares. Estas contracciones podrá sentirlas en distintas partes del cuerpo, como la pelvis, la parte inferior del abdomen y la espalda.

A partir de esta semana, ya es posible que la madre se ponga de parto.

¿Cómo podría reconocer una mujer que se está poniendo de parto?

  • contracciones rítmicas que se hacen cada vez más largas, intensas y cercanas de una a la siguiente. Estas contracciones no se ven afectadas por un cambio de actividad de la madre.
  • Es posible que se expulse el tapón mucoso, aunque esto podría también ocurrir unos días antes de ponerse de parto.
  • La otra señal de que la madre está de parto es que rompe aguas. En este caso, la rotura podría ser total o parcial. Si este es el caso, la madre deberá observar el color del líquido. Si el líquido es amarillento, negruzco o verdoso, la madre deberá acudir urgentemente y sin ninguna demora a su ginecólogo o al hospital. Si el líquido es blanco o transparente, deberá también acudir al ginecólogo o al hospital, aunque no será tan urgente como el caso anterior.

Otros Artículos de interés:

Semana 37

Semana 39

Noveno mes

Tercer trimestre

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies